🚛 Envio grátis a partir de 50 € // -15% en tu primera compra al apuntarte a nuestra NEWSLETTER

El hábito que revoluciona tu compra en el supermercado: sin plásticos y envases retornables


A día de hoy, puede parecer casi imposible encontrar un supermercado sin plásticos. Las estanterías están llenas de embalajes: tetrabrick, bandejas de embutido, enlatados, paquetes de pasta, arroces… ¡Incluso la fruta viene envuelta en plástico! Así que puede que a simple vista, consumir sin plástico pueda parecerte una opción “casi imposible”. Pero no desesperes, desde Re-pot Market, tu supermercado sin plásticos, vamos a darte algunos tips para reducir el uso de plástico en tu consumo.

¿Por qué hacer la compra en un supermercado sin plásticos es la opción más sostenible?

¿Sabías que el 40% de los residuos que generamos mundialmente proceden del embalaje? Según afirma Greenpeace, la producción global de plásticos se ha disparado en los últimos 50 años, y en especial en las últimas décadas. De hecho, en los últimos diez años hemos producido más plástico que en toda la historia de la humanidad. Alarmante ¿verdad? A esto súmale que solo el 9% de estos residuos han sido reciclados, el 12% se ha incinerado y el 79% yace en vertederos, playas y océanos.

Si bien es cierto que animamos a todo el mundo a reciclar todo aquello que no sea reutilizable, el reciclaje debe ser la última opción. 

A pesar de que reciclar y reutilizar pueden parecer términos muy parecidos, existen diferencias sustanciales entre uno y otro. Mientras que reciclar supone un proceso fisicoquímico o mecánico que somete a una materia ya utilizada a un ciclo de tratamiento para obtener una materia prima u otro producto, reutilizar es la acción de volver a utilizar los bienes o productos y darles otro uso.

En este sentido, reutilizar es mucho más sostenible que reciclar, pues este último método supone un gran gasto de energía, recursos y agua. Reutilizando, el impacto que generemos será mucho menor. 

Mientras que reciclar sigue, en cierto modo, formando parte de la economía lineal de de usar y tirar, reutilizar se enmarca mucho mejor en la nueva propuesta de economía circular, que convierte el residuo en recurso. 


Re-pot Market, tu supermercado sin plásticos

Desde Re-pot Market creemos que estamos a tiempo de cambiar muchas cosas, cambiar nuestros hábitos de consumo de forma rápida y cómoda. Porque no podemos vivir sin el planeta, pero él sí puede vivir sin humanos.

Llevamos demasiado tiempo explotando los recursos naturales y ha llegado el momento de hacer un cambio y queremos darle a la ciudadanía la oportunidad de ser parte de él. 

Por eso, queremos convertirnos en tu supermercado sin plástico a domicilio donde podrás disfrutar de tus productos de siempre.

Con Re-pot Market podrás recibir los productos que desees a domicilio en cómodos envases retornables de vidrio, natural, saludable e infinito, que, una vez utilizados serán devueltos y tratados para darles una nueva vida. Todo con el único objetivo de eliminar los desechos en los ecosistemas de nuestro planeta.  Para eliminar los desechos de un solo uso.

¿Te unes al hábito que revolucionará tu compra en el supermercado?


¿De qué otras maneras puedes reducir el plástico de tu consumo?

Consumo sin plásticos

Otro consumo es posible


Como hemos dicho, realizar la compra habitual sin plásticos es el cambio más sostenible que puedes aplicar a tu vida, pero desde Re-pot Market te damos algunos consejos extra para que así, entre todos, logremos un cambio.


  1. Sustituye aquellos objetos cotidianos hechos de plástico por algunos de otros materiales. Algunas ideas:
    1. Sustituye las pajitas de plástico por las de metal. ¡Podrás usarlas todas las veces que quieras!
    2. Usa utensilios de cocina de madera o acero inoxidable. ¡Líbrate del plástico!
    3. ¿Recuerdas esas pinzas de tender la ropa de plásticos de colores? Diles adiós y dales la bienvenida a las pinzas de madera.
    4. ¡Hazte con un cepillo de dientes de bambú! Se acabaron los cepillos de plástico.
  2. Lleva siempre contigo unas bolsas reutilizables, así si tienes que hacer algún recado podrás ahorrarte esas contaminantes bolsas de plástico.
  3. Ni que decir tiene que olvides cubiertos, platos o vasos de plástico. ¡Los carga el diablo!
  4. Reconcíliate con las cerillas; los mecheros no son biodegradables y permanecen en la naturaleza durante años. Otra opción es hacerte con un mechero recargable.
  5. ¿Sabes que un pañal puede tardar unos 400 años en descomponerse? Sería una buena idea sustituirlo por un pañal de tela que puedas lavar y reutilizar varias veces.
  6. Deja de conservar la comida en tuppers de plástico y abandona el film. El vidrio es tu mejor aliado.
  7. Si eres mujer, ten en cuenta que los tampones y las compresas son contaminantes y a menudo acaban en el mar. ¿Te has planteado alguna vez usar una copa menstrual? Seguro que te encantará.
  8. Evita las maquinillas de afeitar desechables, usar máquinas de afeitar eléctricas son una opción más sostenible.

Dicen que una sociedad no solo se define por lo que crea, sino también por lo que deja de destruir. Re-pot nace para cambiar el paradigma de consumo actual, para que las palabras comodidad y sostenibilidad puedan ir de la mano.   

 ¿Qué otros consejos nos das para reducir el plástico de nuestras vidas? ¡Cuéntanoslo!


nuestros productos más destacados:


Bezoya en vidrio - Economía circulararroz a granel
Champu sostenible - Economía circular1906 a domicilio
Coca-cola en vidrioFont vella en vidrio - Economía circular

Dejar un comentario